Archive | enero, 2013

Las portadas de La reina Traidora

Menos de dos meses para que salga La reina Traidora, la esperada conclusión de la nueva trilogía de Trudi Canavan que aparecerá en las librerías el próximo 21 de marzo. En nuestro blog tenéis ya la portada y el texto de contraportada del último libro de la trilogía «La espía Traidora», donde llegan a su fin (esperemos que por el momento) las aventuras de Sonea, Lorkin, Dannyl y los demás.

Hoy os traemos algunas de las distintas portadas que ha tenido la novela en sus ediciones internacionales. La portada española, como de costumbre, está dibujada por Steve Stone y sigue el estilo de la de La renegada, con un primer plano más marcado que en anteriores portadas de la serie de Kyralia.

Portada alemana de La reina Traidora

 
La conclusión de la trilogía recibió en Alemania el subtítulo Die Königin, «La reina», en una ilustración realizada por Birgit Girschier en la línea de sus dos anteriores portadas para la serie, aunque en esta ocasión la maga de la portada lleve una túnica verde que tal vez habría resultado más apropiada para el segundo libro, subtitulado «La sanadora». La editorial Penhaligon no preparó un book-trailer para la tercera novela, aunque podéis echar un vistazo a los de La misión del embajador y La renegada.

Portada francesa de La reina Traidora

 
La portada francesa de la editorial Bragelonne, encargada al ilustrador Paolo Barbieri, también sigue en la línea de las dos anteriores que realizó para la trilogía. De Barbieri, por cierto, se acaba de publicar una edición ilustrada de El infierno de Dante que tiene muy buena pinta…

Portada búlgara de La reina Traidora

 
Por último, y para respetar la tradición de terminar con la portada más inusual de todas, la editorial búlgara MBG Books ha decidido recurrir a un personaje masculino (probablemente Lorkin) para su última portada de la trilogía, aunque no hemos logrado averiguar el nombre de su ilustrador.

Y recordad: La reina Traidora llegará a todas las librerías el próximo 21 de marzo.

Comments { 0 }

Un relato de Trudi Canavan en la antología Fearsome Journeys

El editor Jonathan Strahan ha publicado hace poco en su blog información sobre la antología Fearsome Journeys («Viajes aterradores»), una recopilación de relatos de fantasía de corte clásico que se publicará el próximo 28 de mayo. Entre ellos figura una historia de Trudi Canavan titulada Camp Follower (algo así como «vivandera», aunque en inglés tiende a darse por hecho que los servicios que prestan a la tropa son de carácter sexual). Aunque no hay más información acerca de los relatos que su título, después de la portada tenéis el texto promocional de la antología, la lista de relatos que incluye y más información sobre la ficción en formato corto que guarda en la recámara Trudi Canavan.

Portada de Fearsome Journeys

Una asombrosa selección de los nombres más populares y emocionantes de la fantasía figurará en una nueva serie de antologías de relatos fantásticos originales, escogidos por el maestro editor Jonathan Strahan. Entre los autores del volumen inicial se encuentran Trudi Canavan, Elizabeth Bear, Daniel Abraham, Kate Elliott, Saladin Ahmed, Glen Cook, Scott Lynch, Ellen Klages, Ellen Kushner con Ysabeau Wilce, Jeffrey Ford, Robert Redick y KJ Parker.

La lista de relatos es la siguiente:

  • Introducción, por Jonathan Strahan
  • The Effigy Engine: A Tale of the Red Hats, de Scott Lynch
  • Amethyst, Shadow, and Light, de Saladin Ahmed
  • Camp Follower, de Trudi Canavan
  • The Dragonslayer of Merebarton, de K J Parker
  • Leaf and branch and grass and vine, de Kate Eliot
  • Spirits of Salt: A Tale of the Coral Sword, de Jeffrey Ford
  • Forever People, de Robert V S Redick
  • Sponda the Suet Girl and the Secret of the French Pearl, de Ellen Klages
  • Shaggy Dog Bridge: A Black Company Story, de Glen Cook
  • The Ghost Makers, de Elizabeth Bear
  • One Last, Great Adventure, de Ellen Kushner y Ysabeau Wilce
  • The High King Dreaming, de Daniel Abraham

Camp Follower no es el primer relato que publica Trudi Canavan, aunque, como ella misma afirma en la sección de ficción breve de su web (donde tenéis los títulos de sus relatos y de las antologías que los incluyen), aún faltan unos pocos para poder publicar su propia recopilación.

Comments { 1 }

Reseñas internacionales de La reina Traidora

Solo faltan dos meses para que llegue a todas las librerías la conclusión de «La espía Traidora», la segunda serie de Trudi Canavan ambientada en el mismo mundo que sus «Crónicas del mago negro». En este mismo blog podéis leer la sinopsis de La reina Traidora, que saldrá el 21 de marzo de 2013. Como de costumbre, os traemos los extractos de algunas reseñas que aparecieron en blogs en inglés tras la publicación del libro original, en agosto de 2012.

(Los fragmentos que reproducimos aquí no contienen spoilers del tercer libro, pero sí podrían revelar acontecimientos de las «Crónicas del mago negro» y los dos primeros libros de esta nueva trilogía, La misión del embajador y La renegada.)

Portada de La reina Traidora 
«Leer todos los libros en orden permite apreciar cuánto han evolucionado y cambiado los personajes a lo largo de la historia, hecho que cobra especial importancia en La reina Traidora, plagado de viejos recuerdos y enemigos para Sonea. Trudi Canavan se ha labrado por derecho propio la reputación de contarse entre los mejores escritores del género fantástico.»

Book Geek

«Aunque ya hace tiempo que leí La misión del embajador y solo tengo recuerdos vagos de su trama, no supuso ningún problema a la hora de retomar la historia. Recomiendo la trilogía a los amantes de la fantasía, sobre todo a aquellos que disfrutan leyendo sobre ambientaciones distintas a la Europa medieval.»

Tsana’s Reads

«Con esta fascinante novela, Canavan atrapa al lector desde el principio. El intrincado argumento y la ambientación funcionan bien con el estilo descriptivo de Canavan para crear un libro fantástico que involucra al lector hasta mucho después de haberlo terminado.»

RT Book Reviews

Comments { 0 }

Trudi Canavan habla sobre la fantasía escrita por mujeres

En un reciente artículo de su blog, titulado What are the odds? («¿Qué probabilidad hay?»), Trudi Canavan reflexiona sobre la proporción de mujeres que escriben fantasía, o más bien sobre la de escritoras de fantasía respetadas y seguidas por los lectores. Traduciremos aquí algunos extractos, ya que en buena medida sus conclusiones podrían ser válidas también para la fantasía en Europa. Y en todo caso, abre un debate interesante, esperamos.

Un mago de Terramar, de Ursula K. LeGuin

Un mago de Terramar, de Ursula K. LeGuin: un clásico del género

Ha llegado esa época del año. La gente se pone reflexiva y eso, inevitablemente, lleva a ver montones de artículos en blogs con listas de «Los mejores libros de 2012» y «Las novelas de fantasía más esperadas en 2013». La semana pasada, alguien de Twitter se fijó en la ausencia de escritoras entre las segundas, y empecé a preguntarme por qué sería así.

[…]

De modo que empecé a buscar los libros programados para salir en 2013 —me refiero a los libros de fantasía-fantasía, no fantasía urbana— escritos por mujeres. Mirando en Amazon y en algunas páginas de editoriales, encontré muy pocos de ellos, y me intrigó. ¿Por qué sería? Veréis, aquí en Australia, la mayoría de la fantasía está escrita por mujeres, así que me resultó interesante ver que, en el mundo de habla inglesa general, ocurre lo contrario. Siempre que viajo, me preguntan mucho: «¿Cómo es que en Australia hay tantas grandes escritoras de fantasía?», y me gustaría tener una buena respuesta.

Creo que, en parte, se debe a que en Australia no hubo mercado para la fantasía escrita para adultos hasta los años 90, así que, cuando eclosionó, había multitud de buenos libros y autores esperando a ser descubiertos. Sin embargo, eso no explica la diferencia entre sexos, y el único motivo que se me ocurre es cultural. En mi adolescencia, se daba por hecho que las mujeres leían fantasía y los hombres ciencia ficción, por lo que tal vez muchas más mujeres que hombres crecieron leyendo fantasía sin complejos. Aun así, la proporción aquí viene a ser de 2 a 1. Al buscar en el mercado general, me he llevado la impresión de que la proporción es aproximadamente de 1 a 20.

En los años ochenta y noventa había multitud de libros de escritoras de fantasía no australianas. Más de las que podía seguir. En las listas actuales veo muchos nombres conocidos, pero gran parte de las mujeres que seguía no tienen libros planeados para el año que viene… o en absoluto. […] ¿Por qué no hay nuevas escritoras ocupando los nichos?, me pregunté. Mis lectores se reparten bastante equitativamente entre sexos, y muchos de ambos me dicen que escriben fantasía. De eso se puede estar seguro: hay mucha gente escribiendo fantasía. Y cuando mucha gente hace algo, es probable que a algunos se les dé muy bien, y aunque la proporción de buenos escritores no tenga por qué estar repartida exactamente entre sexos, es muy improbable que sea tan exagerada como 1 a 20.

Cold Steel, de Kate Elliot

Cold Steel, la esperada conclusión de la trilogía Spiritwalker de Kate Elliott

Entonces tuve en cuenta lo que sé sobre el negocio editorial y los best-sellers:

  1. Un autor nuevo es una apuesta para un editor. Lo más probable es que su material no cubra el adelanto. Aceptan a nuevos escritores con la esperanza de que algunos tengan éxito.
  2. Los autores intermedios son aquellos cuyos libros suelen recuperar el adelanto, pero no hacen ganar mucho más dinero. En los mercados más despiadados, si los beneficios decaen o siguen constantes, tal vez no puedan publicar su próximo libro.
  3. Los best-sellers consiguen a los editores un dinero adicional que les permite aceptar a más personas de (1) con la esperanza de que algunos lleguen a (3) y, con suerte, también seguir apoyando a (2).

No es de extrañar que a las editoriales les encanten los mega-best-sellers como Crepúsculo y Juego de tronos. De modo que, de entre los muchos manuscritos brillantes que llegan al despacho de un editor, es probable que escoja los más parecidos a los que les suponen tantos muchillones de dólares. Y así es como se crea una tendencia. Últimamente el escritor, cada vez más, forma parte del paquete con que se vende un libro, y como grupo tienden a representar a su género literario. El sexual no debería importar, pero si gran parte de la última moda está escrita por hombres o por mujeres, se crea la falsa impresión de que solo ellos pueden escribirla bien. Y si las tendencias siguen ciclos de diez o más años, se consigue toda una generación de lectores que crecen dando por hecho que el sesgo es natural, y sin saber que en realidad el género (literario) no es tan limitado.

Podría equivocarme del todo; siempre estoy dispuesta a admitirlo. Solo dispongo de lo que he observado durante mis muchos años de asociación con escritores y con el mundo editorial, y no he podido dedicar tiempo a buscar cifras concretas. […] Aun así, el lado positivo es que las modas pasan. Los lectores se aburren de siempre lo mismo; los editores lo saben, y también saben que el próximo mega-best-seller empezará una nueva moda, no formará parte de la anterior. De modo que, si quieres leer algo nuevo y maravilloso que pueda ser el próximo bombazo, tus probabilidades se incrementan si lees libros escritos tanto por hombres como por mujeres. […] Y puedo decirte con confianza que, como ya sabemos los australianos, si no lees libros escritos por mujeres estás perdiéndote novelas de fantasía maravillosas de verdad.

Comments { 0 }